Dragon Ball Super 1x04 ¿Qué está pasando?

By | 9:22 Leave a Comment


En esta reseña hay SPOILERS.

Si habéis seguido las redes sociales sobre el episodio, habréis notado que ha habido cierto movimiento indignado dirigido a este cuarto episodio de Dragon Ball Super. El enfado hacia la serie podría considerarse prematuro, pero no injustificado, pues tras cuatro capítulos tenemos poco, muy poco. Y para colmo, los contornos. Pero no adelantemos hechos, vamos por partes.

Detalle de la nefasta animación.

El episodio empieza de nuevo con el poco-carismático Wills y su sirviente, viajando de camino al planeta Kaito. Lo primero que sorprende son los colores chillones, dañinos para nuestra retina, además de una conversación que roza lo estúpido. Hablan de comida, hablan de algo que no solo no aporta a la trama, sino que consigue que en el minuto 3 ya estemos bostezando. Kaito está nervioso, pues sabe que vienen a buscar a Goku por su poderoso ki, y sabe que si aparecen Goku querrá pelear contra ellos para defender a sus amigos. Mientras, Goku, que parece tener un CI de 0, tan solo levanta pesas vestido con un chándal. Gracias, Bandai, por destrozar uno de los héroes de nuestra infancia y vestirlo como a un burdo poligonero.

Goku bizco.
La escena cambia al barco de lujo donde están celebrando el cumpleaños de Bulma. Esta parte se puede resumir así: tener cosas, mola. Y es que las diferentes tramas que hay en este barco giran alrededor de cosas: el premio de un bingo. Recordemos que el primer episodio iba sobre dinero. Personalmente es algo que me choca de esta serie, pues lo material nunca había tenido una importancia más allá de la anécdota o de la excusa para el chiste. Pero si algo destaca en estas escenas del barco, es el dibujo y la animación. ¿Qué está ocurriendo? Los personajes están dibujados con una enorme línea gruesa y negra, y la animación es pobre, en vez de caminar parece que hagan el moon-walk y cuando hablan o se mueven da incluso vergüenza ajena. Es desolador.

Sobran los comentarios.

Aha. ¿Qué becario ha dibujado esto?
¿Teníamos suficientes sustos? No, para nada. Aparece Pilaf pescando, mientras MAI y Shu cavan buscando un tesoro en una pequeña isla. Da la gran casualidad, que el gran premio del bingo son las Bolas de Dragón (TODAS), que Bulma ha reunido por su cumpleaños, y Pilaf, con su detector, ve el barco acercarse a la isla. ¿Os acordáis de lo DIFÍCIL que era reunir las Bolas de Dragón? Pues nada oye, aquí lo que vamos a hacer es reducirlas a un simple premio de bingo. Tras unos minutos donde veremos corretear a Pilaf y compañía, estos llegan al barco junto a Goten y Trunks. Vegeta por su parte sigue entrenando en la cámara especial

Pasamos de esto.

A esto...

Anda mira, unas Bolas de Dragón.
 Poco más queda por decir del capítulo. No aporta apenas nada a la trama y probablemente sea el peor de los cuatro emitidos hasta ahora, tanto en calidad de animación como en trama. Quizá sea pronto para juzgar, pero ese cambio repentino en el dibujo (en el propio episodio) genera una gran desconfianza. Esperemos que la cosa mejore más adelante, pero no esto no es un buen augurio.



Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios: