Anime cómics versus manga (Dragon Ball)

By | 9:27 Leave a Comment



En la historia de publicación de Dragon Ball han tenido cabida muchos estilos. Primero, nos llegaron las grapas en blanco y negro con la historia de Goku y sus amigos buscando las bolas de dragón. Después, empezamos a tener grapas de distintos colores: Blancas, rojas, amarillas y azules, dependiendo de la saga a la que pertenecieran. Después, nos llegaron los tomos con el borde blanco. Finalmente, nos llegó la Ultimate Collection, tomos en tono rojo, pero el interior en blanco y negro nos volvía a contar la misma historia, desde el principio. Finalmente, el año pasado nos llegaron dos nuevas apuestas para contarnos la historia de Dragon Ball: Dragon Ball Z a color y Dragon Ball SD (que más bien parecía Dragon Fall, por la forma de contar la historia, aunque con menos chistes españoles). Con la salida de la anterior película de Dragon Ball, nos llegó de Japón un estilo de comic muy especial: el anime comic. Básicamente, se trata de hacer capturas de pantalla del anime (ya sea película o serie) y ponerle bocadillos. Posteriormente, nos llegó el anime comic de la película Dragon Ball GT 100 años después. Hasta ese momento, no habíamos tenido mucha forma de comparar el estilo de un anime cómic con un manga habitual coloreado. Pero ahora ya podemos, porque Planeta, en un movimiento francamente extraño pero auspiciado por la teoría de que todo lo que sea Bola de Dragón vende (si no contamos la malhadada Dragon Ball Evolution), ha decidido traer el anime cómic de Bola de Dragón Z.



Y os preguntaréis, ¿cuál puede ser la diferencia entre un anime comic y un manga coloreado? Pues os puedo asegurar que mucha más de la que parece en un primer momento. Empezando por la historia, con un peso mayor del relleno de la serie, incluyendo la escena inicial de Gohan que nada aporta a la historia, y continuando por una diferencia en las imágenes al ser tomadas del anime. Recordemos que el anime empezó a emitirse en 1989. Sí, no me estoy refiriendo a Dragon Ball Z Kai (2009), las imágenes no parten de la remasterización, sino de la versión antigua. Dado que empezaron a salir en 2005, no había llegado todavía el momento de remasterizar la serie y eso se nota mucho en las capturas empleadas. Es decir, tenemos el relleno de la serie, las películas y todo lo que se creo en anime en formato manga. ¿Qué puede ir mal? Para empezar, un Vegeta pelirrojo. Sí, puede parecer poco importante... pero indica mucho de la calidad de la imagen. Y ahora, vamos a comparar la misma imagen en Dragon Ball Color y en Dragon Ball Anime Comic.

Dragon Ball Full Color 1


Anime Cómic Saga Saiyanos 1


Se trata de la misma viñeta, solo que una extraída del anime y la otra coloreada en el manga. En el anime comic, vemos unos colores menos definidos. El diálogo está dividido de una forma distinta, mientras en el manga son tres, en el anime cómic son dos, fusionando los dos de Vegeta. Son pequeñas diferencias, que generan una mayor comodidad leyendo el manga coloreado. Por otro lado, si tenemos que hablar de precio, puede parecer más barato el anime comic, al fin y al cabo sale a solo 9.95 mientras que el manga supera la temida barrera de los diez euros quedándose en 12.95. Ahora bien, si hacemos cuentas de cuántos tomos son cada uno, mientras en la versión anime son cinco comics para completar la saga de los saiyanos, en el manga son solo tres. Por tanto, haciendo cálculos, solo en esta saga, el anime comic sale a 49.75 mientras que el Dragon Ball Color sale a 38.85 euros. Sinceramente, si lo queréis tener a color, no veo ningún motivo para tener la versión anime. Excepto si sois auténticos coleccionistas, en cuyo caso lo tendréis todo aunque sea de inferior calidad. Eso sí, la edición de Planeta de ambos mangas es absolutamente genial, tanto por el papel como por el cuidado puesto.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

0 comentarios: